Loading

La música y las matemáticas

La música difícilmente existiría sin una base matemática que la apoye. Una obra musical es hermosa y bien compensada y podría ser considerada un trabajo matemático bien resuelto.

La música cambia su textura y su carácter según el lugar y la época. Puede ser cristalina o densa, sentimental o explosiva. Por su parte, las matemáticas son directas, nunca alteran su carácter.

Durante muchos siglos se ha considerado que las matemáticas y la música tienen cierta similitud y comúnmente se dice que tienen al menos cierta relación. Pero ¿Cómo establecer esa relación? ¿Qué las relaciona?

La música esta cargada de emociones, es alegre o triste, suave o agresiva, puede ser espiritual, estética, religiosa pero en matemáticas no podemos hablar de un teorema “triste” o de una demostración “agresiva”

Tanto el matemático como el músico se encuentran ocupados resolviendo problemas o componiendo o interpretando, enseñando a alumnos sin detenerse a pensar que ambos están entregados a disciplinas que son paradigmas de lo abstracto.

Fue Pitágoras quien descubrió que existía una relación numérica entre tonos que sonaban “armónicos” y fue el primero en darse cuenta de que la música, siendo uno de los medios esenciales de comunicación y placer, podía ser medida por medio de razones de enteros. Lo que descubrío Pitagoras es que al dividir la cuerda en ciertas proporciones era capaz de producir sonidos placenteros al oído. Eso era una maravillosa confirmación de su teoría, “números y belleza eran uno”. Pitágoras encontró que al dividir una cuerda a la mitad producía un sonido que era una octava más agudo que el original (Do al Do superior); que cuando la razón era 2:3 se producía una quinta (la distancia de Do al Sol) y que otras razones sencillas producían sonidos agradables.

La música de las esferas

Kepler refinó la teoría pitagórica de la “música de las esferas“, reconociendo que los planetas giraban alrededor del Sol, sugiriendo que los planetas producían diferentes sonidos por los diferentes grados de velocidad a la que giraban. Creía que si se conocía la masa y la velocidad de un objeto que giraba sepodría calcular su sonido fundamental. Desarrolló sonidos que asoció a los planetas entonces conocidos.

El telescopio espacial Kepler, de la NASA, ha escuchado las vibraciones internas de algunas estrellas, dando información crucial de su tamaño y estructura.

Para finalizar este artículo les dejo algunas frases que relacionan las matemáticas con la música.

La música es un ejercicio de aritmética secreta, y el que se entrega a ella ignora que maneja números — Leibniz

La geometría es una música inmóvil – Goethe

La música es un arte terriblemente euclidiano – Alejo Carpentier

-Tal vez sea la música la matemática del sentido y la matemática la música de la razón – Puig Adam

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *